El cancer, mi maestro.

Han pasado mas de 5 años, ahora entiendo y puedo decir, el cancer, mi maestro.

1era parte. El hallazgo.
Un día normal de Noviembre 2012, yo estaba tomando una ducha cuando de repente en mi seno izquierdo sentí un bulto muy duro, como una pelotica muy pequeña, recuerdo que me asusté mucho, volví a tocar una y otra vez hasta que estuve segura de que evidentemente había algo allí que no había sentido antes; ese mismo día llame al consultorio de mi ginecólogo y me dieron cita para un par de días después; no le comente a nadie y seguí con mis actividades normales, no le di mas importancia a aquello. Ese jueves, en la consulta con el doctor, le explique lo que había sentido y me dijo, bueno vamos a chequearte y me hizo un eco mamario; cabe decir aquí, que mi mamografía del mes de Enero de ese año había salido perfecta.

Sin embargo, lo que yo no sabía, era que apenas comenzaba esa historia, allí, tendida en la camilla del consultorio y mirando fijamente la pantalla del tv, como si yo fuese a entender todas aquellas imágenes de colores grisáceos que en realidad solo entienden ellos, los médicos. La cara de mi médico fue todo un poema, con su expresión me hizo saber sin decir una sola palabra, que algo no estaba bien; mi médico, el Dr. Carlos Lugo, había sido mi ginecólogo por mas de 13 años, por lo que yo supe que no le gustaba lo que estaba viendo a través de las imágenes del eco.

Fue así, con esa expresión, el inicio de todo un camino del cual yo no tenía ni la menor idea que me tocaría transitar. Las palabras del doctor fueron: " deja todo lo que estés haciendo y ocúpate de esto, inmediatamente, no me gusta esta imagen así que voy a pedir que te hagan una biopsia". La verdad, es que yo no asimilaba si era grave o no, yo solo sabía que era urgente y por supuesto le hice caso, él me consiguió el numero de la doctora para hacerme la biopsia, el mismo llamo y consiguió la cita, en realidad yo sé muy bien que él fue MI ANGEL y siempre le estaré agradecida.
Asimismo, entre exámenes, evaluaciones y resultados me dieron la noticia contundente de que mi cuerpo tenia Cáncer de seno, y que debía ser operada lo mas pronto posible, debido a  su forma se vislumbraba agresivo, es decir, que crece rápidamente. En un periodo de un mes ya tenia programada la operación, había conseguido otro ANGEL que fue el Dr. Santana, el cirujano encargado de extraer aquella bolita que amenazaba mi vida.

Les cuento, que, durante ese mes antes de la operación, me sentía como en la luna, es ese momento donde no sabes exactamente que sucede, demasiada incertidumbre y mucho miedo, pensaba en mi único hijo que apenas contaba con 12 años, el miedo siempre estuvo presente y es normal porque no sabes que va a suceder en la operación y mas allá de eso que pueden encontrar. Sin embargo, hubo una declaración de mi parte que sé con certeza que salió de mi corazón con mucha fuerza, “no voy a morir de esto” fueron mis palabras y si, tuve mucho miedo, pero sabia con certeza que no iba a morir; era el momento de luchar, de vencer, de continuar. El 12/12/12 fue removido el tumor, ese día, me encomendé a la vida (Dios) y dije que quería vivir; así que desperté y volví a nacer, para empezar otro camino de tratamientos, cambios, dolor, paciencia, perseverancia y el menos imaginado por mí; el camino hacia mi interior.

continuara...

con cariño,

Luc.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.